Logo SegurVet guia Contacto
Vůmitos Vůmitos Heridas Picaduras Fracturas Intoxicaciones Golpe Calor
 
PicadurasNo s√≥lo las pulgas, garrapatas y mosquitos pueden atacar a un animal de compa√Ī√≠a; existen multitud de especies que pueden ocasionar da√Īos de distinta gravedad tras inocular sus toxinas en el organismo de nuestra mascota.
Normalmente, el efecto patológico no es producido por la mayor o menor capacidad tóxica del agente inoculado, sino por las reacciones alérgicas a dichas sustancias.
Podemos clasificar las especies venenosas en varios grupos,seg√ļn los g√©neros a los que pertenezcan:
punto Reptiles.
punto Insectos.
punto Arácnidos.
punto Lepidópteros.
Reptiles
En España existe un elevado número de serpientes venenosas; nos centraremos en tres especies de la familia Viperidae y en dos de la familia Culebridae.
Los ejemplares pertenecientes a la familia Viperidae son:
punto Vipera latastei o víbora cornuda.
punto Vipera aspis o víbora áspid.
punto Vipera berus o víbora europea.
Importante
Estos animales tienen hábitos crepusculares y sólo atacan cuando se encuentran acorraladas. Su mordisco se evidencia por dos incisiones paralelas de unos 2 mm. de longitud y separados unos 6 mm.
Habitan en zonas m√°s bien secas, rocosas, con hojarasca.
Entre los ejemplares de la familia Culebridae tenemos:
punto Macroprotondon cucullatus o culebra de cogulla.
punto Malpolon monspessulanus, culebra bastarda o de Montpellier.
Estas serpientes utilizan su veneno –inyectándolo por unos colmillos situados en la parte posterior del maxilar superior- para inmovilizar a la presa durante la deglución. Las huellas de sus mordiscos son puntiformes y distanciadas entre sí unos 10-
18mm.
 
La gravedad del veneno, tanto de víboras como de culebras, depende de la potencia del mismo, de la cantidad inoculada (menos de un 50% de las mordeduras se asocian a inoculación de veneno) y del peso, del estado sanitario y de la zona de inoculación en el animal afectado.
importante
Entre los síntomas más comunes, podemos distinguir:
punto Síntomas locales: se aprecia la mordedura y un dolor en la zona de inoculación; a los 15-30 minutos la superficie toma un color amoratado y al cabo de una hora suele producirse una gran inflamación. Puede aparecer una necrosis superficial de forma secundaria.
punto Síntomas generales: Vómitos, dolor abdominal, diarrea y sed son los más habituales. Las formas más graves no suelen ser frecuentes y, si se dan, consisten en depresión neurológica, hemorragias, alteraciones respiratorias y shock.
Lo más oportuno ante la mordedura de una serpiente es acudir inmediatamente al veterinario y, como mucho, actuar limpiando la herida con un antiséptico; si nos encontramos alejados del veterinario (en el campo, por ejemplo) podemos aplicar un torniquete que se aflojará durante 30 segundos o un minuto cada 10 minutos hasta llegar a la clínica, donde se le administrará antibióticos, analgésicos, antihistamínicos y corticoides, básicamente.
Como √ļnica forma de prevenci√≥n intentaremos evitar los paseos con nuestro perro por zonas donde puedan habitar estos animales; tambi√©n es recomendable llevar un peque√Īo botiqu√≠n.
 
Insectos
Los insectos que con sus picaduras inoculan veneno de cierto riesgo son las abejas, avispas, abejorros y ciertos tipos de hormigas.
Los síntomas que producen suelen ser leves, limitándose su acción a la zona de inoculación con dolor, inflamación y enrojecimiento, si bien existe el peligro de una reacción alérgica.
Podemos limpiar la zona con un antiséptico, extraer el aguijón y aplicar frío; el barro, la saliva, el amoniaco y otros remedios “caseros” se desecharán por resultar generalmente perjudiciales. Si la sintomatología es más grave llevaremos al perro al veterinario.
Importante
En lo referente a la prevención, debemos proteger a nuestra mascota con productos “repelentes” contra insectos. Si nuestro animal ha mostrado ya una reacción alérgica, consultaremos con el veterinario qué tipo de tratamiento debemos llevar con nosotros para una actuación de urgencia.
 
Dentro de este grupo destacaremos tres anima- les por su especial toxicidad:
punto Escorpión o alacrán.
punto Araña.
punto Tarántula.
Los escorpiones poseen una cola larga que termina en una uña mediante la que inoculan el veneno; las picaduras de estos ani- males son bastante frecuentes, aunque por la escasa cantidad de veneno inoculado son raros los casos con graves consecuencias.
Entre los síntomas de su picadura podemos apreciar una fuerte reacción local con dolor, inflamación y edema de la zona afectada. En casos más graves se pueden producir trastornos neurológicos, que pueden cursar con agitación, desorientación e incluso con convulsiones. No debemos olvidar la posibilidad de reacciones alérgicas de distinta gravedad tras la inoculación del veneno.
Entre las acciones de urgencia, antes de acudir al veterinario está la presión directa o la compresión mediante vendaje de la zona, así como la aplicación de frío o hielo.
En lo referente a la prevención, no dejaremos que el perro transite o “investigue” en zonas rocosas.
En el caso de las arañas y las tarántulas podemos decir que en España no existen ejemplares peligrosos; suelen vivir en zonas frescas y poco iluminadas. No suelen atacar salvo que se vean amenazadas.
 
En caso de picadura, los síntomas suelen ser dolor, inflamación de la zona y poco más. El tratamiento pasa por aplicar frío en la zona y la administración de corticoides y/o antihistamínicos.
importante
En lo referente a la prevención, como siempre, evitar las zonas donde habitan estos animales.
 
 
Lepidopteros

Dentro del orden Lepidóptera encontramos una especie conocida en nuestro país: Thaumetopoea pityocampa o procesionaria del pino. Son conocidas por desplazarse formando hileras y por sus nidos en forma de “bolsas blancas” en las ramas de los pinos.

El perro se ve afectado por el contacto directo con la oruga o con los nidos que caen, ya que en el exterior de los mismos existen pelos urticantes de las orugas. El tóxico que produce la reacción es la traumatopeina, que necesita que los pelos urticantes se claven para ejercer su acción.
Entre los síntomas podemos apreciar inflamación edematosa de labios, cavidad bucal y cabeza. El animal se encuentra excitado, dolorido e intenta rascarse; también se produce hipersalivación (“babeo”). Si el contacto se ha producido en la lengua se produce necrosis, que finaliza con pérdida de la porción afectada. El animal no puede comer, por lo que quizás sea necesaria la alimentación por vía parenteral. En los casos más graves se puede producir una reacción inflamatoria  en la faringe con dificultad respiratoria.
Importante
Como medida de urgencia lavaremos la zona con agua templada, ya que el calor destruye la haloproteina. El veterinario aplicará corticoides y antihistamínicos.
Preventivamente evitaremos los  paseos durante la primavera por zonas de pinares en los que se observen nidos de procesionaria.
También existen tratamientos específicos para la eliminación de los nidos
Coberturas
Requisitos
Condicionado
Contratación
 

Encuéntranos en las Redes Sociales

Entidad Colaboradora

Le llamamos

Le llamamos
SegurVet © 2013